El temor que da vida



Probablemente en algún momento de tu vida en Cristo has tenido una temporada de enfriamiento. Días, semanas, momentos, temporadas en las que te alejas del Señor. Y a medida que nos alejamos de Dios, nos volvemos vulnerables a tomar decisiones equivocadas, incorrectas.


Todo en la vida son decisiones, así que somos el producto de nuestras decisiones. Decidimos con quien nos casamos o nos vamos a casar, decidimos servir a Dios, decidimos creer en El, decidimos estar cerca de El, también decidimos alejarnos de Él.


Nuestras decisiones afectan y marcan nuestro paso por la tierra.Dejar de orar, de leer la palabra, dejar de congregarnos, dejar de servir; son cosas que a corto, mediano o largo plazo terminarán apartándonos del camino del Señor y tarde o temprano a pecar. Dicen que cristiano que deja de orar, comienza a pecar.


Todas estas cosas nos apartan del Señor, pero, ¿Qué es aquello que nos aparta del mal?


Proverbios 16:6 RVR1960 Con misericordia y verdad se corrige el pecado, Y con el temor de Jehová los hombres se apartan del mal.


Proverbios 16:6 NTV Con amor inagotable y fidelidad se perdona el pecado. Con el temor del Señor el mal se evita.


¿Cómo se corrige el pecado? Con amor inagotable y verdad: Jesucristo.


El temor de Dios nos aleja de mal, nos aparta del mal; nos ayuda a evitarlo. El temor de Dios nos hace pensar en las consecuencias, las cuales El no nos va a quitar.


Temor de Dios significa: respeto, reverencia, admiración, sumisión, obediencia. Entender cuánto Dios aborrece el pecado y temer su juicio sobre este, apartándonos de él.


Deuteronomio 10:12 (NTV)

Un llamado al amor y a la obediencia

12 »Y ahora, Israel, ¿qué requiere el Señor tu Dios de ti? Solo requiere que temas al Señor tu Dios, que vivas de la manera que le agrada y que lo ames y lo sirvas con todo tu corazón y con toda tu alma.

Deuteronomio 10:20-21 (RVC)

20 »Al Señor tu Dios temerás, y sólo a él servirás, y a él seguirás, y por su nombre jurarás.

21 Él es el objeto de tu alabanza; él es tu Dios, que ha hecho contigo todas estas cosas grandes y terribles, que con tus propios ojos has visto.


Pensemos en todo lo que hemos hecho, las decisiones que hemos tomado y en las consecuencias de nuestros actos, porque lo más preocupante sería, que Dios no nos quitara la consecuencia de una vida eterna sin Él, a causa de nuestra iniquidad.


Mensaje por parte de nuestro hermano Javier Morales, servidor de nuestra iglesia.


Para ver el mensaje completo en video, haga click aquí.

#temordeDios #iniquidad #consecuencias #javiermorales

Entradas destacadas