PENTECOSTÉS



El pasado 20 de mayo (2018), se celebró el día de Pentecostés en todo el mundo —también conocido como día de la Siega o Fiesta de la Cosecha—; en esta fecha hace más de dos mil años, los discípulos fueron llenos del Espíritu Santo…


Y tú, ¿estarías dispuesto a recibirlo?


La celebración del Pentecostés tiene lugar 7 semanas o 50-52 días después de la PASCUA (del hebreo “Pesaj”, que significa pasar por alto. En esta fecha Dios saca al pueblo de Israel de Egipto).


Hechos 1:4-5

4 Y estando juntos, les mandó que no se fueran de Jerusalén, sino que esperasen la promesa del Padre, la cual, les dijo, oísteis de mí.

5 Porque Juan ciertamente bautizó con agua, mas vosotros seréis bautizados con el Espíritu Santo dentro de no muchos días.


Este pasaje sucede después de que Jesús resucita y se encuentra con sus discípulos durante 40 días.


El evangelio que Jesús predicó era indubitable, de PODER; Él anunció el reino con demostraciones poderosas. A pesar de eso, las iglesias de hoy en día hay caído en letargo, y cada vez son más escasas estas demostraciones de poder donde el Espíritu Santo no se habla ni se ministra (liberaciones, sanidades), y se dedican meramente a enseñar la Palabra… Y finalmente, se termina predicando un evangelio “a medias”


La Promesa y el Regalo más grande para la humanidad, es el Hijo de Dios; y la Promesa y el Regalo más grande para los hijos de Dios, es el Espíritu Santo… Desafortunadamente, muchas iglesias no aceptan la presencia del Espíritu Santo (ni sus manifestaciones), y se afanan únicamente en la enseñanza de la Biblia.


El Cristiano que vive sólo de Palabra, es un religioso sin poder y/o autoridad; y el cristiano que vive sólo de poder y no de palabra, puede cometer errores, ya que cree que casi todos son “manifestaciones del Espíritu Santo”


Ahora, en Hechos 1:8 Jesús explica la diferencia del bautismo en agua, y el bautismo del Espíritu Santo:


Hechos 1:8

8 pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra.


Es importante aclarar las 5 formas en cómo viene el Espíritu Santo:

  1. Un toque. Esta manifestación puede ser experimentado por cualquier persona.

  2. Un don. Dones de sanidad, liberación, de lenguas, de traducción de lenguas, de profecía, etc.

  3. Su sello. Esta manifestación es para aquellos que creen en Cristo como su Señor y Salvador, creen en la Cruz, creen que Dios lo resucitó de los muertos… Es para aquellos que han nacido de nuevo.

  4. El bautismo de Él. Se refiere a sumergirse en la Presencia del Espíritu pero es solo un instante.

  5. Su llenar. Se refiere a ser COMPLETAMENTE lleno del Espíritu Santo.

Tanto el bautismo, como la llanura del Espíritu es únicamente para aquellos que verdaderamente lo anhelan y le obedecen.


En Hechos 2:1-13, se pueden leer que en el Aposento Alto, el día de Pentecostés, el Espíritu Santo se manifestó mediante Su bautismo, llenó de Su Presencia a las personas que se encontraban ahí y mediante dones (don de lenguas). Al ver esto, algunas personas se sintieron confusas por todo lo que estaba sucediendo; sin embargo, algunos otros comenzaron a juzgar diciendo que estaban “borrachos”.


Pedro, al ver la reacción de las personas, les explica qué es lo que en realidad ocurre, les comparte la Verdad de Cristo y en ese momento se convierten 3,000 personas (en aquel entonces, el 10% de la población de Jerusalén)


Como se dijo anteriormente, existen algunas iglesias donde no se aceptan los moveres del Espíritu Santo; los religiosos generalmente prefieren juzgar y maldecir, antes de reconocer que es el poder de Dios.


Preguntas para reflexionar:

  • ¿Cómo sería tu vida cristiana si viniera la Promesa del Espíritu Santo sobre ti?

  • ¿Qué pasaría si antes de hacer cualquier cosa, primero esperamos a experimentar la llanura de Su Presencia?

  • ¿Qué tan efectivo/a serias si dones del Espíritu vinieran a ti y fluyeras en alguno o varios para hablar de Jesús a otros?

El REGALO para los hijos de Dios sigue disponible… ¿Estás listo para recibirlo?


Mensaje por nuestro Pastor Enrique Arturo Espinosa Aullet.


Para ver el mensaje completo haga clic aquí.

#pentecostés #jovenesalfa #alcancefamiliar

Entradas destacadas