El Corazón del Padre


Al igual que el Hijo Pródigo, muchas veces abandonamos a nuestro Padre Celestial, le lastimamos y somos infieles... Pero Él siempre estará atento y con brazos abiertos para recibirnos a nuestro regreso.


Lucas 15:1-2

"1. Los cobradores de impuestos y otros pecadores de mala fama a menudo venían a escuchar las enseñanzas de Jesús. 2 Por eso los fariseos y los maestros de la ley religiosa se quejaban de que Jesús se juntaba con semejantes pecadores, ¡y hasta comía con ellos!"


En este pasaje, Jesús se encuentra en medio de cuatro personajes distintos: cobradores de impuestos, pecadores de mala fama, fariseos y maestros.


Publicanos: Personas que se ofrecían para cobrar los impuestos.

Pecadores: Aquellas personas que eran consideradas transgresores por tener alguna enfermedad (que representaba "el pago" de su pecado), o bien gente juzgada por su oficio (por ejemplo prostitutas).

Fariseos: Eran los religiosos de aquella época. Se creían dueños de la razón y criticaban a todos aquellos que no pensaran igual que ellos.

Escribas: Maestros de la ley, personas que escrudiñaban la Palabra... Pero que en muchos casos estaban lejos de la Presencia de Dios.

LA PARÁBOLA DEL HIJO PRÓDIGO (Lucas 15:11-32)

En medio de estas personas, Jesús comienza a enseñar mediante diversas parábolas y entre ellas está la parábola del "Hijo Pródigo"


(Lucas 15:11-13) Esta historia narra cómo el hijo menor de una familia exige su parte de la herencia a su padre; como respuesta, se ve un padre generoso y amoroso que da TODO lo que tenía a sus hijos (es decir, accede a repartir su herencia en ese momento). Después, a los pocos días el hijo menor desconoce a su padre y se va a una tierra distante.


(Lucas 15:13-21) La historia continúa, y el hijo menor termina mal, no tenía ni qué comer y se ve en la necesidad de pedirle trabajo a un agricultor. Al encontrarse en tal situación, el hijo reacciona y decide regresar a casa de su padre para pedirle empleo como jornalero, ya que era consciente del error que había cometido. Sin embargo, estando el hijo aún en camino a casa de su padre, "éste lo ve de lejos y lo recibe con amor".


Es importante mencionar que aquél padre era un patriarca, y tal posición lo llevaba a no "perder su dignidad" corriendo detrás de nadie, y aún así el corrió apresurado para recibir a su hijo con los brazos abiertos. Un hijo que había sido desobediente, con un aspecto sucio y que además se olvidó de él. El corazón de aquél padre perdonó a su hijo aún antes de que él llegara. (Lucas 15:22-24) El padre ni siquiera terminó de escuchar la disculpa que le ofrecía su hijo, e inmediatamente comenzó a organizar un banquete de celebración por el regreso de su hijo... Y precisamente así de radical es el amor que tiene Dios por cada uno de nosotros.

(Lucas 15:25-27) El hijo mayor, que vivía con su padre, llega a su casa y al escuchar el escándalo le pregunta a uno de los sirvientes acerca de lo que está pasando en la casa, y éste le explica el acontecimiento.


De este hijo, se puede decir que su relación no estaba del todo bien con su padre ya que en lugar de ir directamente con su papá y preguntar qué ocurría, prefirió recurrir a un sirviente. Esto nos demuestra que muchas veces aunque seamos parte de una iglesia, nuestra relación con Dios puede no ser buena. Así mismo, muchas veces estamos sirviendo en una iglesia, y aún así podemos no sentimos Hijos o parte de la iglesia.


(Lucas 15:28-32) Después de enterarse de cuál era el motivo de la celebración, el hijo mayor comienza a reclamarle a su padre de porqué recibe a su hijo con tantos regalos, y su padre le explica que es porque todo lo que le quedaba ya era de él.


Romanos 2:4

"¿No te das cuenta de lo bondadoso, tolerante y paciente que es Dios contigo? ¿Acaso eso no significa nada para ti? ¿No ves que la bondad de Dios es para guiarte a que te arrepientas y abandones tu pecado?"


Muchas veces volteamos nuestro rostro de Dios, y nos olvidamos de Él, pero Él siempre estará atento para recibirnos aún antes de que le pidamos disculpas. Él ya nos está sanando cuando nosotros apenas estamos teniendo la intención de buscarle.


El Padre TE AMA como nadie más puede hacerlo.



Mensaje por nuestro Pastor Enrique Arturo Espinosa Aullet.


Para ver el mensaje completo haga clic aquí.


#Hijopródigo #padre #hijosdeDios #PastorEnriqueArturoEspinosa #patriarca

Entradas destacadas