Una mirada de Jesús nos transforma


Antes de subir al monte Getsemaní, Jesús le pidió a sus discípulos que oraran junto con Él, pero se quedaron dormidos


"»Simón, Simón, Satanás ha pedido zarandear a cada uno de ustedes como si fueran trigo; pero yo he rogado en oración por ti, Simón, para que tu fe no falle, de modo que cuando te arrepientas y vuelvas a mí fortalezcas a tus hermanos». Pedro dijo:—Señor, estoy dispuesto a ir a prisión contigo y aun a morir contigo. Jesús le respondió:—Pedro, déjame decirte algo. Mañana por la mañana, antes de que cante el gallo, negarás tres veces que me conoces." (Lucas 22:31-34)


En este pasaje Jesús le dice a Pedro que el diablo lo quiere zarandear y que la solicitud de éste fue aceptada, sin embargo Jesús intercede por Pedro; pero también lo hace por ti y por mi PARA QUE NO FALTE LA FE.


Jesús no oró para que no sucediera la prueba; a veces las personas piensan que con orarle a Dios es suficiente para no pasar por las pruebas, sin embargo muchas ocasiones el Señor no cambiará las circunstancias pero siempre cambiará el corazón, habrá ocasiones que Dios conteste las peticiones, pero muchas otras será para cambiar la perspectiva de las cosas, pues en medio de la prueba lo que necesitamos en FE.


Una vez que Jesús le dice a Pedro que se pasará por una prueba, Jesús le da la encomienda a Pedro para que cuide a sus hermanos; y aunque Pedro decía y confirmaba que seguiría a Jesús, El Señor le profetizaba que lo negaría tres veces, las palabra de Dios siempre se cumple.

#fe #transformación #pruebas

Entradas destacadas